Este sitio web utiliza cookies

Este sitio web utiliza cookies, para mejorar su navegación y recopilar información estadística sobre la misma. Si continúa navegando, se considerará que acepta su uso.
De Acuerdo
Más Información
<>

Turismo El Puerto de Santa María

Noticias 



Los amantes de los artículos vintage tendrán una nueva cita este sábado en el Mercado de Antigüedades y Coleccionismo de la Plaza del Castillo
24/03/2017

Una docena de puestos ofrecen a portuenses y visitantes todo tipo de curiosidades difíciles de encontrar en otros mercados.
El Mercado de Antigüedades y Coleccionismo en El Puerto de Santa María volverá a instalarse este sábado 24 de marzo en la Plaza del Castillo, con una docena de puestos que ofrecen a portuenses y visitantes todo tipo de productos.

Antigüedades, muebles de decoración, artículos vintage, discos de vinilo y una amplia variedad de curiosidades se repartirán a lo largo del céntrico espacio público para delicia de los amantes de este tipo de mercados.

Todos los comerciantes instalados son profesionales del sector con amplia experiencia en este tipo de comercio, que cuentan también con puestos en el Mercado de Antigüedades de los domingos de Jerez y otros similares.

Como recuerda el teniente de alcalde de Comercio, Antonio Chacón, “se trata de una iniciativa que se suma al conjunto de medidas llevadas a cabo por la concejalía para revitalizar la actividad comercial en El Puerto de Santa María, dando respuesta con este mercado a los colectivos que demandaban un punto de encuentro y de compra-venta de artículos antiguos en nuestro municipio”.

El Mercado de Antigüedades y Coleccionismo se instala todos los sábados de 10.00 a 14.00 horas en la Plaza del Castillo, y en sus puestos se pueden encontrar desde antigüedades y artículos de colección, hasta herramientas de oficios tradicionales (como material médico, de barbería, de carpintería…), figuras de porcelana antigua, objetos de alpaca y bronce, quinqués, monedas y billetes, sellos, discos de vinilo, juguetes y material escalar de generaciones pasadas, álbumes de cromos, muebles y material fotográfico, entre otros.

“Objetos curiosos que los amantes y expertos en este tipo de actividad comercial no podrán encontrar en otros mercados”, apuntan los representantes de los anticuarios.