Este sitio web utiliza cookies

Este sitio web utiliza cookies, para mejorar su navegación y recopilar información estadística sobre la misma. Si continúa navegando, se considerará que acepta su uso.
De Acuerdo
Más Información
<>

Turismo El Puerto de Santa María

Museo Arqueológico Municipal

El Museo Arqueológico Municipal es el centro público local encargado de conservar, restaurar y difundir los más destacados bienes arqueológicos, artísticos y etnográficos del Patrimonio Histórico Portuense.

DATOS ÚTILES: Sede Provisional Museo Arqueológico Municipal: Calle Pagador, nº 1 11500 El Puerto de Santa María Tfno: (+34) 956.542.705 // 956.542.775 Fax: (+34) 956.877.089 E-mail: arqueologia.conservacion@elpuertosm.es
Museo

Desde 1982, año en que se abrieron sus puertas, el Museo Arqueológico Municipal viene desarrollando sus secciones de Arqueología y Bellas Artes. En lo que a su organización se refiere el Museo Arqueológico Municipal, se halla integrado en el Servicio de Arqueología y Conservación de Bienes Culturales dependiente del Área de Cultura del Excmo. Ayuntamiento de El Puerto de Santa María. El Museo Arqueológico Municipal cuenta con una Dirección, y un Gabinete de Pedagogía y Difusión. El 19 de Marzo de 1.997 se acuerda la inscripción del Museo Municipal en el Registro de Museos de Andalucía, BOJA nº 56 (15 de mayo de 1997).

Sección de Arqueología

Sus fondos están compuestos por bienes materiales de nuestro pasado prehistórico e histórico. En Paleontología destacan los restos de cetáceos, escualos y bivalbos procedentes de El Manantial (Terciario Final), así como mandíbulas y defensas de Elephans Meridionalis y Mastodontes de La Florida (Pliopleistoceno). Los depósitos prehistóricos comprenden el Yacimiento de El Aculadero, (Paleolítico Inferior Arcaico), considerado entre los más antiguos de Europa. Hay también restos materiales de las culturas del Paleolítico Medio y Postpaleolítico, hallados en las playas de La Puntilla, Levante y en la Campiña. Del Neolítico-Calcolítico se exponen restos hallados en Cantarranas, Las Viñas y Pocito Chico, poblados del tercer milenio a.C., y primeras poblaciones sedentarias de la zona. La Edad de Bronce Final "tartéssico", del último milenio, refleja un poblamiento intenso, así como relaciones culturales con talasocracias del Mediterráneo Oriental. La Torre de Doña Blanca y su necrópolis, Las Cumbres, destacan por su importancia histórica. La primera es un tell con hallazgos de seis niveles de población que van del S. VIII a finales del S. III a.C. abarcando materiales arqueológicos del periodo fenicio orientalizante del Mediterráneo Occidental. De la Necrópolis de Las Cumbres cabe destacar el túmulo nº 1, con tumbas de incineración del S. VIII a.C. La zona costera refleja un intenso comercio de los S. V y IV, como muestran los restos que se exponen, hallados en las factorías de salazones de época púnica. La romanización aparece en la campiña y en la costa, con alfares de ánforas, villas agrícolas y necropólis rurales, como la de Las Viñas, del S. I al IV d.C. La cultura visigoda se presenta en los hallazgos de la finca El Barranco, con restos de necrópolis y ajuares funerarios (daga y jarras rituales). De época medieval, el Museo cuenta con un importante registro arqueológico procedente de alquerías islámicas de los S. XII y XIII. Desde el S. XVI al XIX, los fondos arqueológicos reflejan las relaciones comerciales de El Puerto con América; interesantes colecciones de vajillas de los siglos XVI y XVII, procedentes del Monasterio de la Victoria y Plaza de Isaac Peral.

Sección de Bellas Artes

Esta sección se compone fundamentalmente de obras pictóricas y escultóricas de artistas locales contemporáneos. Entre estas obras destacan las de Francisco Lameyer (1825-1877), pintor romántico en cuyos temas está presente el ambiente africano y oriental, al mismo tiempo que el costumbrismo andaluz. Entre ellas destaca un dibujo con el título "Saqueo e incendio de Roma". De Eulogio Varela (18668-1955) se cuenta con temas tradicionales como "El Baile" y "El estudio de Berruguete", así como su colección de "ex libris" y dibujos modernistas, de cuyo estilo es digno representante en sus ilustraciones, grabados y acuarelas. Atisbos modernistas ofrece también la obra de Enrique Ochoa (1891-1977), llamado en su tiempo "el pintor de la música", que está presente en esta sección con las obras "Señora con mantilla negra", "Pobre poeta" y "El enano", entre otras. De los artistas coetáneos cuentan los fondos museísticos con obras de Rafael Alberti (1902-1999), que experimentan un resultado muy personal combinado con la pintura y la poesía en sus "Liricografías". Ricardo Dummers "Serny" (1908-1995) participa del tema femenino: "Reposo" y "Flores blancas"; y de las escenas de carnaval, en pastel o grabados con el título "Carnaval". De Juan Lara (1921-1995), portador de un realismo tradicional, se muestra una representación de sus acuarelas, como la de tema árabe "La morita de los pajaritos". En cuanto al insigne artista Manolo Prieto (el autor del toro de Osborne) (1912-1991), el Museo posee una interesante muestra de sus más representativos bocetos de carteles, así como una serie de medallas de temas eróticos. También cuenta con esculturas estructuralistas del prestigioso Fernando Jesús (1924), y obras de Pablo Tejada (1957). De otra parte destacan grabados de Antonio Ribera, ilustrados con poemas de Rafael Alberti y del escultor Pablo Serrano, dedicado al poeta de "La Arboleda perdida". Esta sección cuenta asimisno con cuadros y tallas de pequeño formato, de carácter religioso e histórico, de autores desconocidos de los siglos XII al XX. Entre los primeros cabe destacar algunos retratos de monarcas y un "San Sebastián" del s. XVII.